12 curiosidades de Malasia

por nicobonder
0 comentario

Estuvimos en Malasia un mes, hicimos un voluntariado en Malaca, dormimos con Couchsurfing en Kuala Lumpur, viajamos con autostop en las Cameron Highland y en Penang y descansamos en la hermosa Perhentian Kecil. Hablamos y compartimos con muchas personas. Acá te contamos las costumbres que más nos llamaron la atención.

🐦 La pesadilla de Edgar Allan Poe

Lo primero que nos llamó la atención cuando bajamos de barco que nos llevó de Sumatra a Malaca fue la cantidad de cuervos que había en la ciudad. Cada árbol tenía un puñado estruendoso de este pájaro que desde que Poe lo convirtió en personaje ficticio lo relacionamos con algo siniestro. Tengo que decir que para mí lo más terrorífico de estos bichos fue que el primer día que salimos a caminar por la ciudad, uno me cagó encima. Esa fue mi bienvenida al país y el comienzo de mi relación con los cuervos.

👍 No apuntar

No señalan con el índice, sino con el pulgar. Consideran que apuntar con el índice es agresivo, incluso que estás desafiándolos. Es mejor que en Indonesia, que señalan con los labios: hacen un piquito y apuntan hacia donde quieren señalar.

4️⃣ Supersticiones chinas

En algunos ascensores no están el número 4 (Sì) ni el 14 (Shísì) porque la forma de pronunciar esas palabras en chino es similar a la palabra Morir (Sǐ). Y como los chinos, que son muy supersticiosos, son unos de los grupos étnicos más grandes de Malasia, es lógico que los constructores tengan en cuenta ese tipo de detalles.

🧕🧕 Gemelos malayos

En Malasia hemos visto hermanas, amigos, familias, hijos, etc., vestidos iguales. 4 amigos con remera de camuflaje militar, una pareja fanática de Bob esponja caminando de la mano, 2 hermanitos corriendo con remeras amarillas con la cara de Batman estampada en el pecho, 3 musulmanas con los mismos vestidos a lunares. La hipótesis: es por seguridad, si alguien se pierde en el medio de una multitud es más fácil distinguirl@ si saben cómo está vestid@. ¿A alguien se le ocurre otra hipótesis?

En Malasia mucha gente se viste igual, como estas musulmanas con el mismo vestido
Los lunares y vestirse iguales es la moda que va en Malasia

😚 Mozooo chuic…chuic…chuic

Los malayos llaman al mozo tirándole besos. No uno, sino muchos, al punto de parecer acoso. ¿Ya estarán acostumbrados y lo verán como parte del trabajo o les molestará que todo el tiempo le tiren besos de todas partes?

🌶️ Tidak pedas, please

La fusión gastronómica-cultural hizo que por la influencia de los inmigrantes tamiles que llegaron a Malasia, la comida china también tenga un toque picante. Si no estás acostumbrado al picante, te lleva un tiempo acostumbrarte a los sabores asiáticos. Cuando vas a comer a un puesto de comida india, si te dicen que no es picante, esperás que sea por lo menos in poco picante; pero cuando vas a lo de los chinos, lo normal es que no pique, pero algunos platos tienen entremezclado esos pequeños trozos de chili rojo, que apenas los ves ya empezás a transpirar.

🙉🙈🙊 Excuse me, exc… thanks 🤷🏼‍♂️

En Kuala Lumpur mucha gente evitaba hablarnos, se hacían los que no escuchaban, daban vuelta la cara o desviaban la mirada. Hipótesis 1: no dominan el inglés y les da vergüenza decirlo o demostrarlo. Hipótesis 2: algunas personas simplemente no quieren turistas en su ciudad. Hay mucha gente amable, mucha gente nos ayudó, pero muchos tenían esta actitud, y por lo que nos contaron, es probable que sea una cuestión de timidez por desconocer el inglés. De todos formas, la gente del interior del país nos pareció más simpática y nos sentimos más cómodos.

🚝 Down qué?

En Kuala Lumpur tienen su propio diccionario de inglés. Si estás alejado del centro, y preguntás cómo ir hasta “Downtown” te miran raro, hasta que se dan cuenta y te responden cómo ir a KL Sentral. No tienen varias “train station”, sino que cada uno es conocida por el nombre del tren que circula: MRT, LRT, LBT, etc. Así que si preguntas cómo llegar a la estación de tren, otra vez te miran con cara de ¿Que lo qué? O sea que para pedir indicaciones, primero tenés que saber el nombre de la estación más cercana.

🍨 Postre nacional

El postre más tradicional es el cendol, que es helado y hielo mezclados con porotos negros y choclo; y tienen otro con frijoles verdes. Aunque al comienzo parece raro, terminamos disfrutando el cendol. ¿Alguna vez te imaginaste comer porotos con helado? ¿Te tocó probar algo en un viaje que no te gustó pero te lo tuviste que comer igual?

El postre nacional de Malasia es el cendol, helado con porotos y choclo
¿Helado con porotos y choclo?

🧔De barbudos, lampiños y gente que no envejece en Malasia

Ellos se asombraban tanto viendo que tengo barba, como nosotros lo hacíamos al ver hombres con el rostro lampiño y el pelo negro, a pesar de haber cumplido los 60. Haciendo autostop nos pasó un par de veces que empezaran a contarnos que sus hijos estaban estudiando en la universidad o trabajando, entonces preguntábamos sorprendidos la edad del chófer y la respuesta terminaba de sorprendernos.

🍖 Protocolo y ceremonial malayo

Si Malasia tuviera la mala suerte de tener un programa como el de Mirtha Legrand, sus invitados podrían comer frente a cámara prescindiendo de cubiertos y usando solo las manos, podrían sonreír mirando de frente a los espectadores, saludarlos con los dedos empastados con arroz y tirarse un eructo y seguirían siendo considerados los seres más respetables de la comunidad, porque eso es lo normal en su cultura.

🍈Fruta nacional

La fruta y orgullo nacional de Malasia es el durian. Una de las cosas que a los chinos que viajan hasta Malasia les encanta, y que nosotros no podemos entender por qué.

Un manjar (ponele) difícil de explicar, caparazón duro y espinudo, como si no quisiera que se lo coman, caro como si los vendedores tampoco quisieran que se los compren, y por dentro trae lo que es “comestible”, que tiene apariencia de babosa y consistencia dudosa. La textura en la boca es casi gelatinosa, y el fruto se divide en distintas partes que cada una tiene un carozo, y si bien es dulce, todo lo anterior hace que parezca que estamos comiendo algo tan extraño que después del primer bocado decimos: Ok, suficiente, ya lo probé, me puedo ir tranquilo de Malasia.

Durian, la fruta más típica de Malasia
Abriendo el durian. El olor se anticipa al gusto, y apenas abrís la fruta, se hace más fuerte

¿Qué te parecieron estas curiosidades? ¿Las conocías? Si ya estuviste, ¿te animás a compartir algo que te haya llamado la atención?

POSTS RELACIONADOS

Dejanos tu Comentario