Viajar barato: Todos los consejos para recorrer el mundo como mochilero

por
2 comentarios

La gran duda al momento de planear un viaje largo es ¿cómo hago para viajar barato durante meses? En este post te voy a dar consejos para que aprendas a ahorrar en los principales rubros que se llevan tus ahorros durante una travesía, así que andá anotando todas las respuestas a qué hacer para viajar barato y empezá a ahorrar.

 

CONSEJOS GENERALES PARA VIAJAR BARATO

1️⃣ Planificá los lugares que te gustaría conocer para poder informarte sobre con qué medio de transporte conviene viajar, dónde es más barato alojarse, en qué época es mejor ir, etc.

2️⃣ Cuanto más tiempo tengas para viajar, más posibilidades tenés de poder ahorrar. Por ejemplo, si querés hacer un voluntariado, en la mayoría de los lugares te piden que te quedes por lo menos 2 semanas. Otra ventaja es que podés hacer dedo sin estar apurado, en cambio si tenés pocos días para viajar no vas a querer desperdiciar un día en la ruta, lo vas a querer aprovechar conociendo algo.

3️⃣ Buscá un balance entre ser ordenado y ser flexible. Necesitás establecer un presupuesto y llevar un control de tus gastos para poder viajar tanto tiempo como soñás. Y a la vez, necesitás tener flexibilidad para que tus planes se adapten a lo que la ruta te va ofreciendo, y tenés que estar dispuesto a cambiar de destinos y de tiempos y si aparece una buena oportunidad que no habías contemplado.

4️⃣ Aunque intentes ahorrar, cada tanto date un gusto, porque si no lo hacés, en algún momento vas a empezar a sentir que el viaje es puro sacrificio y poco placer, y por más que quieras viajar barato, esta es una aventura para disfrutar.

Ahora sí, vamos a ver cómo ahorrar rubro por rubro.

 

CÓMO AHORRAR EN COMIDA

La mejor forma de ahorrar en comida cambia dependiendo el país donde estés. 

Por ejemplo en Sudamérica, en países como Argentina o Brasil es más barato cocinar. Para eso tenés que estar alojado en un lugar donde tengas permitido cocinarte, si es así podés recorrer los supermercados o, mejor todavía, si en el pueblo hay algún mercado local donde puedas hacer las compras.

En los países donde es conveniente cocinarse, cuando vayas a salir de excursión, llevate algo en la mochila. A nosotros en varios lugares nos salvaron los sandwiches de tomate y atún. Me acuerdo que comimos uno en una playa de la Guayana Francesa, donde todo está en euros. Y si comés en algún restaurante o en algún McDonald´s, si hay sobrecitos de ketchup o mayonesa, llevate un par, que te van a salvar en estas ocasiones para no atragantarte con un sandwich seco.

Los mercados son una gran ayuda para viajar barato
En Perú y Bolivia es muy fácil ahorrar en comida si visitás los mercados, como este en Ica

En otros países, como Bolivia y Perú, lo más económico es comer en los puestos de los mercados o donde veas gente local comiendo.

Tené en cuenta que en cualquier país si estás en una zona muy turística va a ser más caro, así que a veces conviene alejarse algunas cuadras y buscar un comedor donde estén sentados los locales. El mejor ejemplo es en las zonas de playas, siempre los restaurantes con vista al mar van a ser más caros que los comedores que están a 3 o 4 cuadras.

En el Sudeste Asiático sin duda que la mejor forma de ahorrar es saliendo a comer, en todos lados vas a encontrar puestos de comida muy barata, y acá también el consejo es que te fijes en cuales puestos hay gente local comiendo. Si el menú solo está en inglés y solo hay extranjeros, seguro que el lugar es más caro y nadie te garantiza que la comida sea mejor. 

Pad thai para todos
Tailandia es uno de los mejores países con relación precio-calidad y hay puestos de comida callejera por todos lados. ¿Te pinta este pad thai?

Hay otros países, que son raras y hermosas excepciones, donde regalan comida. Nosotros ahorramos mucho en Nueva Zelanda. Existen puestos de “free food”, que almacenan alimentos que por algún motivo no puede ser vendido y por eso (o por simple solidaridad) son donados por fábricas, panaderías, granjas y supermercados, y cualquier persona puede pasar y recoger lo que haya ese día. 

En otros países, antes de la hora del cierre los supermercados ponen ofertas muy buenas o incluso regalan la mercadería que está por vencerse y que al día siguiente ya no pueden venderla. 

Claro que este tipos de situaciones no tienen tanta publicidad, por lo que es necesario trabajar un poco investigando cuál es la mejor forma de ahorrar en cada país. Para eso puede ser muy útil buscar grupos de viajeros que estén en el mismo país que pensás visitar, o de gente que estén viviendo allí.

Otro tema a tener en cuenta para poder viajar barato es el agua. No suele ocupar una gran parte del presupuesto, pero cuanto más reduzcas este gasto, mejor. En los países que hay agua potable, para ahorrar en tu viaje alcanza con tener un termo o una botella para rellenarla con el agua de la canilla y listo.

Pero en los países donde no existe agua potable, hay que aprovechar los bebederos públicos, o los dispenser de agua que existen en los hoteles, y si no cuentas con esas opciones, podés poner a hervir agua y dejarla enfriando durante la noche para tenerla lista para llevar en tu excursión del día siguiente.

Otra opción es comprar una botella con filtro de agua incluido. La más recomendada por viajeros es la LifeStraw, en un comienzo tenés una inversión elevada, pero te asegurás de tener agua potable en cualquier parte del mundo sin tener que gastar en botellas, lo que además es ecológico.

Libro Recorriendo Sudamérica

Ahorrar es una parte del viaje, pero también necesitamos ingresos. Si querés ayudarnos, HACIENDO CLIC ACÁ podés comprar uno de nuestros LIBROS!

 

CÓMO AHORRAR EN TRANSPORTE

Aéreo

¿Cómo viajar barato en avión? Hay varios tips para poder ahorrar en la compra de tus vuelos. 

Lo primero que te aconsejaría es que trates de tener flexibilidad en las fechas, así podrás elegir mejor. Sé que cuando tienes que tomarte unas vacaciones de 2 o 3 semanas, es muy difícil hacer coincidir el primer día de las vacaciones con el vuelo más barato, pero si viajas con tiempo, sí podrás manejar la fecha de los tickets.

El segundo consejo es: mirá en varios buscadores antes de hacer el último clic. Increíblemente, entre un buscador y otro puede haber una buen diferencia de precios, incluso con la página de la aerolínea por donde pensás viajar. 

Vuelos low cost para viajar barato
Para ir desde Laos a Japón tuvimos que hacer escala en Bangkok. Desde el avión vimos el río que divide Laos de Tailandia

Tercero, si sabes que vas a tener que tomar vuelos internos en un país, o hacer tramos cortos y pensás volar por una aerolínea low cost, recordá que muchas no permiten despachar equipaje y si lo permiten, tendrás que pagar extra, así que intentá viajar liviano. Si podés hacerlo solo con un equipaje de mano, mucho mejor.

El cuarto tip para buscar vuelos más baratos está atado al primero. Si tenés flexibilidad para viajar y podés elegir qué día hacerlo, aprovechá los buscadores que te permiten ver los precios para todo el mes; a veces de un día para otro el precio puede variar unos cuantos dólares, y entre el precio más barato del mes y el más caro, la diferencia puede ser de más de 100 USD.  

Otro consejo que podés aprovechar si no tenés apuro es el de tomar vuelos que demoran más. Muchas veces un vuelo que hace escala y demora varias horas más, es mucho más barato que un vuelo que viaja directo a tu destino. Tendrás que soportar la espera en un aeropuerto, pero lo que te ahorrás, lo podés usar para algo más interesante, como probar algunos platos típicos o dormir en un hotel con algún lujo.

Nuestro último vuelo lo sacamos a través de Skyscanner, que nos derivó a Kiwi.com, eso es lo bueno de Skyscanner, que es un buscador de buscadores y te muestra más variedad de ofertas.

Y lo mejor de Kiwi.com es que además de poder ver los precios de todo el mes, te permite poner un filtro para ver solo los precios de los vuelos con el equipaje incluido, entonces no te llevás sorpresas cuando ves el precio final, ya que podés incluir tu mochila grande o maleta para despacharla, en otros buscadores te muestra los precios de los vuelos sin el equipaje, entonces cuando vas a hacer el clic para reservar tenés que agregar tu equipaje, y recién allí te das cuenta que esa opción no era la más barata. Nosotros nos sorprendimos mucho al ver que en algunos vuelos el costo de despachar la mochila era de 30 USD y en otros era de 120.

Terrestre

La mejor forma de ahorrar viajando es hacer autostop. En nuestro viaje por Sudamérica, de los 31.000 kilómetros que recorrimos, calculo que la mitad la hicimos a dedo, y en el Sudeste Asiático la proporción es más o menos la misma. 

Hacer dedo tiene otra gran ventaja además de permitirte ahorrar, es la mejor forma de conocer la historia de la gente de cada país, y si viajas con cierta flexibilidad, puede llevarte a lugares donde nunca imaginaste que ibas a ir o a ciudades que ni siquiera sabías que existían. Sabemos que genera muchas dudas y miedos, pero con los cuidados necesarios, y con paciencia, casi siempre todo sale bien y lo peor que puede pasar es que no te lleve nadie y termines tomando un bus. 

Viajar barato haciendo autostop
En Colombia tuvimos grandes aventuras viajando en camión y hasta hicimos fotos en la hacienda de Pablo Escobar

Ahora, si no te animás a hacer dedo, vas a tener que investigar. Lamentablemente no hay una buena página de buscadores de buses para todos los países que cubra todas las empresas y combinaciones como pasa con las aerolíneas. Así que vas a tener que buscar en cada país cuáles son las empresas más importante y cuales cubren cada tramo. Una opción que podés usar para consultar en distintos países es Rome 2 Río y para Asia, está 12go Asia, pero siendo honesto, nosotros solo las hemos usado para consultar, pero nunca compramos a través de esas páginas.

En Sudamérica casi no existen los trenes, así que no te va a quedar otra que tomar un bus, pero en los países del Sudeste Asiático a veces es más barato tomar uno y a veces tomar el otro, así que hay que fijarse en las 2 alternativas. En Japón el tren es carísimo, y el bus es mucho más barato y menos popular, así que no es difícil conseguir un asiento libre.  Sí es recomendable en Japón, en el caso que vayas a viajar por varias ciudades, que consultes el pase en tren y el pase en bus, que te permiten ahorrar dependiendo de las distancias y cantidades de días que pienses viajar. Si ya sabés por dónde vas a viajar compará el costo total de los pases contra los costos parciales de cada tramo si no compraras el pase.

Si querés viajar barato por Europa, los extranjeros podemos comprar el Eurail Pass, que tiene grandes ventajas y está pensado para viajes de varios días. Tanto en Japón como en Europa los pases funcionan de forma similar. El pase del Eurail te permite viajar 3, 5 o 7 días durante un período de un mes, y tienen otros planes para los que van a estar en Europa más tiempo.

Otra forma de ahorrar, que está más ligada al rubro alojamiento, es tomar buses nocturnos, en los viajes largos esto te permite ahorrar noches de alojamiento. Claro que hay gente que no puede dormir en el bus, entonces cuando llega a su nuevo destino pierde todo el día durmiendo. Así que vos sabrás qué te conviene. 

Si tu prioridad es mantener un presupuesto bajo, a veces vas a tener que sacrificar comodidad, y tendrás que viajar en buses semi cama en lugar de cama, o en asientos duros en lugar de asientos acolchonados, o incluso parado, ya que en algunos trenes es más barato viajar así que sentado. 

Resumiendo, te aconsejamos que intentes hacer autostop, y si no te animas, la mejor forma de ahorrar va a variar mucho de un país a otro, dependiendo el tipo de transporte que exista.

Ahorrar en el transporte dentro de las ciudades

Para nosotros la mejor forma de conocer una ciudad es caminando y la más divertida es en bicicleta. En un par de lugares nos prestaron bicis y las usamos un montón. En otras ciudades alquilamos por un día y en Kyoto las alquilamos por un mes, que resulta mucho más barato que por día o semana.

La bicicleta es una de mejores formas de conocer una ciudad sin gastar mucho.
La bicicleta es una de mejores formas de conocer una ciudad sin gastar mucho. Acá estamos en Surinam, donde hicimos unos cuantos kilómetros desde la capital hasta un pueblo donde encontramos esa mezquita

Otra opción es alquilar una moto, en algunos países es muy barato y conviene hacerlo cuando vas a recorrer muchos kilómetros. Nosotros la usamos en Bali para ir a conocer algunos lugares y la mejor experiencia fue cuando hicimos el Loop de Ha Giang. Pueden ver el video en Youtube, y si les gusta se suscriben a Alto Viaje en Youtube.

Cuando estuvimos en algunas ciudades, ya sea por el tamaño o el caos que es el tránsito o porque los buses son muy baratos, resolvimos que era mejor tomarse un bus urbano, que también es un paseo en sí mismo. El mejor ejemplo es el de los botes de Bangkok, que por 9 Baht (30 centavos de dólar) te llevan unos cuantos kilómetros por los canales de la ciudad. Y existen algunas ciudades que tienen algunas líneas de buses urbanos gratuitos, como en Kuala Lumpur.

Siempre la opción más cara va a ser el taxi. Si necesitás viajar en auto, podés ahorrar un poco usando las aplicaciones del estilo Uber, en Asia la empresa más usada es Grab, aunque en Indonesia también usan mucho Gojek.

 

OPCIONES PARA AHORRAR EN ALOJAMIENTO

Este rubro representa uno de los mayores gastos de todo viaje, así que para ser un viajero low cost es fundamental buscar alternativas.

Couchsurfing

La primera opción, y la que más nos gusta a nosotros es Couchsurfing. Hacé clic en este artículo donde explicamos qué es y cómo funciona Couchsurfing, que si estás por empezar un viaje tenés que leerlo sí o sí.

Para resumir, Couchsurfing es como una red social para viajeros, donde se ofrece alojamiento gratuito. Es decir alguien que vive en una ciudad tiene disponible su casa, vos le mandás una solicitud diciendo que querés alojarte con él o ella, ese anfitrión mira tus referencias y si le gusta lo que lee y piensa que puede haber cierta compatibilidad te acepta, y después que te vas, deja una referencia diciendo cómo sos como huésped y vos dejás una referencia diciendo cómo fue como anfitrión.

Con Couchsurfing nos quedamos gratis en un hotel con salida al mar en el norte de Perú
Con Couchsurfing nos quedamos gratis en un hotel con salida al mar en el norte de Perú, nos quedamos con familias en Colombia, con monjes en Tailandia, la usamos en Bali, dormimos frente al Titicaca y muchas veces más

Al igual que hacer dedo, Couch tiene 2 grandes ventajas: la primera y más obvia es que ahorrás en alojamiento, y la segunda es que te permite estar en contacto con una persona local, viendo cómo vive, cómo es su cultura y sus costumbres e intercambiando buenos momentos. O eso es lo que pasa en general, pero es verdad que hay todo tipo de anfitriones, y con algunos vas a interactuar muy poco. 

El costo de inscripción para Couchsurfing es de 89 USD, parece mucho, pero dura para toda la vida.

SI TE INTERESA LEER UNA GRAN EXPERIENCIA DE COUCHSURFING, MIRÁ ESTO QUE NOS PASÓ EN TAILANDIA

A algunas personas les da miedo alojarse en casas de extraños, pero tenés que tener en cuenta que ese extraño se arriesga más que vos, ya que te abre las puertas de su casa, y para el/ella vos también sos un extraño/a. Además, viajar representa un poco salir de la zona de confort y despojarse de todos los miedos impuestos, así que aprovechá que antes de mandar una solicitud podés ver todas las referencias, eso te va a ayudar a ir sin tantos temores.

Y si a pesar de eso, seguís pensando que Couch no es para vos, tenés otras formas de ahorrar en alojamiento. 

Si quieren ver algunas de las aventuras que hemos tenido en nuestros viajes, entren a nuestro canal de Youtube

Voluntariados en hoteles

Esta es otra forma de no gastar ni un centavo en alojamiento.

¿Cómo funciona? Existen muchas aplicaciones o páginas donde podés buscar trabajo a cambio de alojamiento, y en algunos casos también incluyen la comida. Es decir, vas a trabajar en un hotel, hostel, guest house, etc, entre 4 y 6 horas por día, y entre 4 y 6 días por semana, y a cambio te van a dar un lugar para dormir y, si tenés suerte, comida.

Tenés que tener cuidado, buscando un voluntariado te vas a encontrar con todo tipo de ofertas, desde gente muy generosa con la que solo vas a trabajar entre 12 y 16 horas semanales y otros que por una cama te hacen trabajar tanto como a un trabajador normal.

¿En qué páginas puedo buscar voluntariados?

HelpX

Nosotros elegimos HelpX porque cuando hicimos el análisis era el más barato, además la suscripción dura 2 años y en los demás sitios dura 1. El costo de inscripción en HelpX es de 29 USD, y por ese monto nos inscribimos como pareja.

Hasta ahora lo hemos usado 4 veces, y en cada una el objetivo era diferente: en Malaca, lo necesitábamos para descansar después de todo lo que nos pasó en Sumatra; en Bangkok lo elegimos porque la ciudad es muy grande y tiene demasiadas cosas para conocer y si íbamos solo por unos días nos íbamos a quedar con la sensación de que nos faltó ver muchos lugares interesantes o íbamos a tener que hacer todo a las corridas; en Japón lo usamos tanto en Osaka como en Kyoto, y el país es tan caro que no tendríamos forma de ir a conocerlo si no hubiéramos podido alojarnos sin gastar, ya que lo que cuesta una noche de alojamiento es lo mismo (o más) que lo que nosotros pretendemos gastar en total en un día.

Con nuestros jefes en el voluntariado que hicimos para viajar barato
Comiendo en un restaurante-anticuario para despedirnos de nuestros jefes en Malaca

La gran desventaja que tienen los voluntariados es que para que te acepten en la mayoría de los lugares vas a tener que estar disponible como mínimo 2 semanas, es decir que si estás viajando apurado, y solo podés quedarte 3 días en una semana, nadie va a aceptarte como voluntario. Tené en cuenta que como en cualquier trabajo, necesitás un par de días para que te capaciten y adaptarte a las tareas, entonces ningún jefe quiere perder tiempo con alguien que apenas termina de aprender ya se está yendo.

Otra desventaja que le veo yo en relación a Couchsurfing, es que en muchos trabajos vas a estar en contacto solo con otros voluntarios, es decir que no te relacionás con personas locales, y por lo tanto la cultura y las costumbres de la gente local te pasan por al lado sin que puedas verla.

Woof

Aunque nosotros siempre hemos conseguido en hoteles, hay voluntariados en otro tipo de industrias, como en granjas, pero si te gusta ese tipo de trabajos, hay una página especializada: WOOF, que te da la oportunidad de trabajar en granjas orgánicas de todo el mundo.

La principal contra que tiene Woof es que tenés que registrarte por país, es decir que si querés viajar por 5 países, vas a tener que registrarte en la organización de Woof de los 5 países. Lo positivo es que primero podés mirar cuantas granjas ofrecen voluntariado en cada país, para saber si conviene pagar en cada uno, o no. El costo de suscripción en Woof en cada país es entre 20 y 50 dólares.

Worldpackers y Workaway

Existen otras páginas similares a HelpX, la más famosa es Worldkpackers, que tiene un costo de 49 USD por año por persona. Y otra muy usada, sobre todo para conseguir voluntariados en hoteles, es Workaway, que tiene un costo de 42 USD por año para una sola persona y de 54 USD por año para 2 personas.

Cuando vayas a elegir, tené en cuenta qué dice la gente que pagó en cada una de las opciones. Buscá referencias y fijate cuantas empresas ofrecen oportunidades en cada una. A veces las más famosas no son las que tienen más oportunidades.

Si te gusta la idea de quedarte un tiempo largo en una ciudad, pero no querés trabajar, hay otras opciones.

Housesitting y Petsitting

Esto consiste en cuidar una casa mientras los dueños no están. El nivel de responsabilidad y las obligaciones que tenés que cumplir a cambio de tener el alojamiento gratis en la casa va a cambiar con cada dueño. En algunos solo tendrás que cuidar la casa, otros te pedirán que le mantengas limpio el patio, que la limpies todos los días y algunos pueden tener mascotas y entonces tendrás que cuidar de esas mascotas como si fueran tuyas.

Hay algunas páginas especializadas por países, como Kiwi House Sitters para Nueva Zelanda o Aussie House Sitters para Australia. Pero lo más normal es inscribirse en alguna que tenga oportunidades a nivel mundial. La más conocida y más usada es TRUSTED HOUSE SITTERS, que cuesta 110 USD por año. Otras opciones son House Carers donde el costo de inscripción es 50 USD por año y Mind My House, esta última cuesta solo 20 USD.

Y por supuesto, también están las alternativas clásicas de alojamientos baratos.

Hostels con habitación compartida

Si te estás preguntando qué hacer para viajar barato, pero las alternativas que te di no te gustan y preferís un alojamiento tradicional, dentro de las opciones clásicas de alojamiento los hostel son los más económicos. Y dentro de estos, la opción más amiga del bolsillo siempre va a ser la de las habitaciones compartidas. Aunque si están viajando de a 2, a veces es más conveniente una habitación privada que dos camas en una compartida.  Más abajo te doy un consejo sobre cómo conseguir mejores precios que en internet.

Carpa

¡Esta es la opción para los más aventureros! Hay países donde el camping es algo muy común y es fácil conseguir dónde poner tu carpa, un buen ejemplo es Nueva Zelanda. En otros no existen los campings, por lo que hay que buscar algún lugar donde te permitan instalarte.

Hay viajeros que la usan mucho y aman hacerlo, si es lo que estás buscando, sería muy bueno que los siguieras para aprender de ellos, así sabrás dónde podés instalarte, técnicas para pedir permiso para que te dejen poner la tienda en el patio de alguna casa y cómo evitar tener problemas si la pusiste en algún lugar donde no estaba permitido. El mejor ejemplo que conozco de esto, son Laura y Juan, así que les dejo un link a un post que escribió Laura sobre por qué elige viajar con su carpa.

En el Sudeste Asiático no la usamos tanto, porque el alojamiento es económico y porque en varias oportunidades usamos Couchsurfing, pero nos salvó un par de noches que lo pasamos en pueblos con poca o nula oferta de hoteles, y también la usamos en un par de playas donde había camping, aunque si no hubiéramos tenido la nuestra, allí alquilaban la carpa. 

Dormir en carpa es una gran idea para ahorrar en alojamiento y viajar barato
En Nueva Zelanda la usamos mucho y una de las pocas veces que la usamos en el Sudeste fue frente a la playa en las islas Perhentian

AirBNB

En la página de AirBNB se suelen conseguir precios similares a los de un hotel, pero la gran ventaja es que muchas veces se encuentran precios parecidos pero en lugar de una habitación, te dan todo un departamento o una casa entera para vos, entonces esta opción es muy recomendable para los que prefieren tener más comodidades, ideal para los nómadas digitales que necesitan espacio y buena internet para poder trabajar.

Consejos para conseguir alojamiento barato

Para mantenerte dentro de lo low cost siempre hay que sacrificar algo. Los hoteles más baratos no van a estar en las mejores zonas. Entonces para viajar barato, esto va a significar que a veces vas a tener que buscar un hotel que va a estar a un par de cuadras de esa calle donde está toda la fiesta o del museo que querías conocer, y otras veces estará a unos cuantos kilómetros, entonces tenés que pensar si estás dispuesto a caminar esa distancia hasta los puntos que te interesa visitar. Y si vas a tener que usar un bus urbano, fijate que el bus no te salga más caro que la diferencia con un alojamiento mejor ubicado.

Si estás en temporada baja o en ciudades donde hay mucha oferta hotelera, no es recomendable llegar con la reserva lista. Tené en cuenta que todas las páginas de reserva de hoteles se quedan con una comisión, así que para poder ahorrar en alojamiento lo que podés hacer es: Buscá los hoteles más baratos de la ciudad en alguno de los buscadores (Booking, Agoda, etc.), anotá la dirección y llegá hasta el hotel y preguntá el precio.

Al llegar al hotel puede que te digan el mismo precio que en Booking y en ese caso podés pelear algún descuento o, como nos pasó a nosotros varias veces, directamente puede que te ofrezcan un precio más bajo que el que viste publicado. A ellos les conviene porque no tienen que pagar ninguna comisión a ninguna página, y a vos te conviene porque te ahorras también una parte de esa comisión.

Mientras que si vas a viajar en temporada alta a zonas muy turísticas, sí vas a tener que reservar con tiempo, ya que en muchas ocasiones no vas a encontrar habitaciones libres, o vas a ver que cuanto menos lugares disponibles quedan, más caro se pone todo, además las más económicas no abundan y entonces se van rápido. 

 

TIPS PARA AHORRAR EN EXCURSIONES Y ENTRADAS

Si tenés la edad y la posibilidad, conseguite la ISIC Card. Si vas a hacer un viaje largo, seguramente que el gasto de la tarjeta se va a terminar justificando.

 Antes de ir a un museo revisá si tiene entrada gratis algún día de la semana. Hay muchos museos que tienen entrada gratuita un día de la semana, así que si la visita te parece muy importante pero no querés gastar, podés hacer que tu itinerario por la ciudad se coordine con la posibilidad de ir a ese museo ese día. Por ejemplo, nosotros pudimos entrar gratis al Museu do Amanhã en Río de Janeiro.

En muchos países, como Inglaterra, los principales museos son gratuitos, así que si queres viajar barato aprovechá esa ventaja y evitá los que cobran.

En Londres los museos más importantes son gratuitos. Averiguá y aprovechá todos los atractivos gratuitos!
En Londres los museos más importantes son gratuitos. ¡Averiguá y aprovechá todos los atractivos gratuitos!

Otro consejo sobre tours y excursiones es ELIMINÁ LA CULPA. Sí, no pagues por algo que no te gusta, aunque sea lo más popular de la ciudad, si no te interesa, no estás obligado a ir. Muchas veces uno siente la obligación de hacer algo solo porque es un atractivo importante en la ciudad que visita, o porque lo vio en Instagram o porque todo el mundo dice que le gustó, pero si no te gusta ese tipo de actividades, buscá otra que vaya mejor con tus intereses y gustos.

Además, cuando hacés un viaje muy largo en las distintas ciudades o países empezás a ver cosas muy similares. Por ejemplo, en el Sudeste Asiático hay muchísimos templos budistas, en Tailandia casi todos son gratuitos, y en Laos muchos cobran, entonces para nosotros no tenía sentido pagar para ver un templo en Laos cuando ya habíamos visto varios en Tailandia. Lo mismo con las iglesias en Sudamérica y Europa o con algunos museos en Europa, ya que hay muchos que tienen exposiciones de un estilo artístico muy similar, y si no sos un fan, no tiene sentido que vayas a todos.

El templo blanco un imprescindible en tu viaje a Tailandia y uno de los pocos que cobra entrada
El templo blanco es uno de los pocos templos que cobran entrada y en todas las guías un “infaltable” si vas a Chiang Rai, pero si ya estás harto de ver templos o no es lo tuyo, no te sientas obligado a gastar para ir

 

CÓMO AHORRAR EN COMUNICACIONES

Seguramente que mientras viajas vas a querer mantenerte comunicado, para eso vas a necesitar internet.

Aunque en internet he visto algunos viajeros que viajan con un chip que les permitía tener internet en diferentes países, lo más común es necesitar una sim card para cada país.

Acá te aconsejo un par de cosas que tenés que evitar: comprar la sim card (y cualquier cosa) en un aeropuerto, ya que siempre es más caro. Y también tené cuidado con los chip para turistas. En muchos países te ofrecen una opción de muchos gigas pero que los podés usar solo durante 7 o 10 días, y si pensás estar más días, vas a tener que volver a gastar.

Por eso, lo mejor es ir a un negocio que se dedique al rubro de telefonía celular y pedir un chip que sirva para 30 días, y después elegí la cantidad de gigas que querés, de acuerdo a lo que creas que podés necesitar.

En nuestro viaje por el Sudeste Asiático en la mayoría de los países usamos entre 2 y 4Gb por mes. Y en países más caros, como Singapur donde solo estuvimos 4 días y en Japón, no compramos ningún sim card, y pudimos sobrevivir bien.

Lo fundamental para no necesitar muchos gigas de datos (o no necesitar nada) es tener bajado los mapas de las ciudades por donde vas a andar, para poder usarlos offline. Esto podés hacerlo en Google Maps o en Maps.me. En Google Maps tenés que ir a la opción MAPAS SIN CONEXIÓN, elegís la zona que querés descargar y listo; y en Maps.me tenés que hacer zoom en la parte del mapa que te interesa y te ofrece descargarlo, dale clic y cuando estés sin conexión lo vas a poder ver.

Otra forma de no consumir muchos datos es aprovechar el wifi de cadenas como McDonald’s o en Japón los Family Mart, que suelen tener el wifi libre y sin contraseña.

En otros lugares, como en Nueva Zelanda, también es posible usar internet en bibliotecas públicas, y en otros países las estaciones de trenes o de buses también tienen wifi gratis.

 

INFORMATE SOBRE LAS VISAS

Este es uno de los gastos que menos nos gustan a los viajeros, y a la vez uno de los que es imposible eludir si queremos conocer algunos países, y este es un gasto que varía dependiendo de tu nacionalidad.

¿Cómo se puede ahorrar? Informándose mucho y buscando las distintas opciones. Por ejemplo, en China es posible visitar ciertas zonas, como Pekín, hasta 6 días sin visa, pero este es un dato que casi nadie lo conoce.

Otro ejemplo es Indonesia, que podés recorrer hasta 30 días sin visa y si querés estar hasta 60, tenés que pagar. Entonces, tenés que decidir qué vas a querer hacer antes de llegar y tenés que pensar qué vas a querer conocer para saber cuántos días necesitas.

Mucha gente gasta de más en las visas porque paga un servicio extra a alguna agencia para que se las tramite, pero si querés ahorrar en tu viaje, tenés que trabajar, es decir que tenés que dedicarle tiempo a este tipo de trámites, averiguar cómo se hacen y encargarte vos del tema.

Los monjes pasean todos los días por el puente U Bein cerca de Mandalay. Todo el mundo tiene que pagar la visa para entrar a Myanmar
Myanmar tiene una visa que te permite viajar por el país durante 28 días, y la tiene que pagar todo el que quiera entrar
Libro Recorriendo Sudamérica

Antes de irte, acordate de pasar por nuestra sección LIBROS, HACIENDO CLIC ACÁ

 

OTROS GASTOS A TENER EN CUENTA

Cuando hacés un viaje de varios meses vas a gastar en varias cosas que normalmente no se gasta en un viaje corto. Por ejemplo: ropa, jabones, medicamentos, productos para cocinar, etc.

En algunos vas a poder ahorrar y en otros no. Por ejemplo, si tenés lugar en tu mochila, cuando tengas que comprar jabones aprovechá los packs de 3 o 4 que siempre convienen. Si te gusta cocinar, averiguá cuál es el supermercado más barato de la ciudad, y si antes de salir te quedaban condimentos en tu casa, llevate un poquito de cada uno en bolsitas, porque si tenés que comprar todos los condimentos en bolsas o tarros grandes mientras viajás, o no lo hacés o terminás puteando por tener que hacerlo.

Como veníamos viajando por todos los países del Sudeste Asiático con mucho calor, no teníamos demasiada ropa de abrigo, así que al pasar al frío de Japón tuvimos que comprar. Como solo la íbamos a necesitar por un par de meses, buscamos tiendas de ropa usada. Lo mismo hicimos en Nueva Zelanda, donde se pueden conseguir cosas increíbles por 1 o 2 dólares.

Todo vicio es un gasto. Si fumás o sos de los que sí o sí necesitan una cerveza todos los días, pensá que eso te va a llevar una parte del presupuesto. ¿Cuánto estás dispuesto a sacrificarte para poder viajar?

Para viajar barato tenés que abandonar los vicios, ¿podés hacer el sacrificio?
Esta cerveza negra en Myanmar valía la pena, ¿estaba buenísima! Pero nos contuvimos de tomarlas todas las noches

 

ALGUNOS NÚMEROS CONCRETOS

Les muestro los números nuestros en el viaje que hicimos por Sudamérica y en el del Sudeste Asiático. Tengo un artículo que se los recomiendo, donde pueden ver el Presupuesto mochilero para viajar por Sudamérica, donde no solo explico cuánto gastamos, sino cómo es nuestro estilo de viaje, lo que te puede ayudar a definir cuánto podría ser un presupuesto para tu aventura. Y cuando pueda armo uno similar con el de Asia 🙏🏽 .

Por Sudamérica viajamos 195 días, y tuvimos en promedio por día para dos personas, un gasto de 28,23 USD. Ese gasto se distribuyó de la siguiente forma: 7,26 USD en comida (25,70%), 12,82 en transporte (45,48%), 3,36 en excursiones (11,89%), 2,79 en alojamiento (9,90%) y 2 en otros gastos (7,03%).

Hasta ahora, por el Sudeste Asiático (no incluye Japón) hemos viajado 185 días, con un gasto promedio diario de 24,17 USD. Ese total lo podemos desmenuzar de la siguiente forma: 8,21 en comida (33,98%), 4,99 en transporte (20,64%), 2,78 en excursiones (11,49%), 4,62 en alojamiento (19,11%), 0,52 de comunicaciones (2,15%), 1,71 para otros gastos (7,06%) y 1,34 para el pago de visas (5,56%).

Por supuesto que esos gastos no contemplan el pasaje en avión que pagamos de Nueva Zelanda a Bali ni el de Laos a Japón.

Si comparamos, en Sudamérica gastamos más en transporte, ya que estábamos obligados a llegar a Córdoba en determinada fecha y por eso para poder acelerar nuestro viaje, empezamos a tomar más buses en Brasil, donde son un poco caros. Y en el Sudeste Asiático gastamos más en alojamiento porque fue mucho más difícil conseguir Couchsurfing, aunque en algunos lugares hicimos voluntariado, lo que nos ayudó a mantenernos dentro de un presupuesto de viaje económico.

Tengan en cuenta que el promedio por persona se hace más barato cuando viajan dos personas juntas, ya que algunos gastos se comparten, como el de alojamiento, ya que a veces es más barato pedir 1 habitación privada que dos camas individuales, o alquilar una moto para dos personas es mejor que tener que alquilar una para una sola persona. O también se puede ahorrar en la comida, porque si tenés que comprar un paquete de arroz o de lo que sea, para uno solo es demasiado y entre dos es más fácil que se lo terminen.

 

FAQ: PREGUNTAS FRECUENTES

¿Dónde viajar barato en el 2020?

Si querés saber a qué lugares es barato viajar, la respuesta depende de desde dónde estés planeando salir, ya que para la mayoría de los viajes, si tenés que tomar un avión, ese es tu mayor gasto. Si pensás viajar por Sudamérica, aunque no hay una gran diferencia en los costos entre los distintos países (excepto Chile, Argentina y algunas zonas de Brasil), los más económicos en transporte, alojamiento y comida son Bolivia y Perú.

Todos los países del Sudeste Asiático son económicos, pero si tengo que recomendar uno solo diría que por la relación precio y calidad de la comida, los alojamientos y la cantidad de atractivos para conocer, recomendaría Tailandia, y en segundo lugar Vietnam.

Japón es un país muy caro, pero tiene muchos atractivos gratuitos, como el bosque de bambú

¿Y si quiero viajar barato sin destino fijo?

No tener definido a dónde querés ir puede ser muy bueno, porque en los buscadores de vuelos podés poner solo el lugar de salida y el mes en el que querés viajar y dejas en blanco el destino y te mostrará todos los vuelos desde ese lugar, y seguramente te los dará ordenados por costo, así que es cuestión que bajes hasta encontrar uno que te guste y esté dentro de tu presupuesto.

¿Cómo viajar barato a Europa?

Lo mejor que podés hacer es una combinación de todos los tips que te di. Planifica con tiempo y sé flexible, eso te permitirá buscar los mejores vuelos y podrás enviar solicitudes de Couchsurfing a los anfitriones de las primeras ciudades donde pensás ir, a los demás ya les vas a ir escribiendo a medida que avanzás.

Para moverte, intentá hacer autostop, conociendo las leyes, que en muchos países no permite hacerlo en las grandes autopistas, pero sí por caminos secundarios. Y si no querés hacer dedo, compará el costo de moverte con el Eurail Pass versus el costo de unir los tramos con aerolineas low cost.

Si te alojan en una casa o si tenés que parar en un hostel, aprovechá las cocinas y preparate tu propia comida.

Investigá qué atractivos son gratuitos y no te sientas obligado a visitar nada que no te interese o no te guste.

 

ACLARACIONES FINALES

Nuestros números para algunos serán demasiados bajos y pensarán que es imposible viajar tan barato, o que no tiene sentido viajar si no te vas a poder dar todos los gustos, y otros pensarán que gastamos demasiado y dirán que ellos gastaron menos. Y es verdad que algunos gastan menos, porque jamás pagan alojamiento porque llevan su carpa, o porque tienen más paciencia y entonces siempre viajan a dedo y no gastan nada en transporte, otros no gastan nada en comunicaciones y solo se conectan cuando encuentran wifi, etc.

Cada uno tiene su forma de viajar y cada uno tiene que saber qué es lo que le gusta, qué le parece imprescindible, qué es lo que puede sacrificar, etc. Conociendo qué clase de viajeros sos, vas a poder saber más o menos cuanto vas a gastar.

Creo que todo viajero low cost para poder mantener un viaje de bajo presupuesto debe ser ordenado con sus números. El primer paso sería saber con cuanto dinero contás y pensar cuanto tiempo te interesa viajar, con esos dos números ya vas a poder saber cuánto podés gastar por día.

Si querés viajar barato y no pensás trabajar en el camino, tenés que saber cuánto estás gastando, y si bien no es necesario que lleves los gastos anotados al detalle, por lo menos deberías anotar cuánto estás gastando por día, así vas a saber si estás dentro del presupuesto o si estás gastando de más y tenés que ajustarte un poco, o si preferís no ajustar nada y cambiás el objetivo sabiendo que vas a viajar menos tiempo del esperado.

Creo que con este post tenés mucha información para empezar a planear tu viaje barato, tenés muchos tips y nuestros números como referencia. Si tenés alguna duda y querés consultarme algo, o si tenés un tip que pueda ayudar a otros viajeros, dejame un comentario y te lo respondo desde el lugar del mundo donde nos encuentres. ¡Gracias por leernos y compartir nuestros post!

POSTS RELACIONADOS

2 comentarios

📢 ¿QUÉ VER EN TOKIO? 10 imperdibles (y un extra) - ALTO VIAJE BLOG -

[…] SI QUERÉS SABER CÓMO HACEMOS PARA VIAJAR TANTO, LEE NUESTRA GUÍA CON CONSEJOS PARA VIAJAR BARATO […]

Reply
Cómo hacer la visa china en Tokio - ALTO VIAJE BLOG -

[…] Si quieren saber cómo hacemos para viajar tanto, lean nuestra guía para viajar barato. […]

Reply

Dejanos tu Comentario